01 noviembre, 2006

¿Y si Nostradamus no se equivocó?

Una profecía de Nostradamus que ha tenido mucho éxito este verano fue la del mundial de fútbol. Bueno, en verdad hablaba de una guerra española en el centro de Europa:

«Cuando el sexto mes de 2006 finalice, el Rey de España cruzará los Pirineos con su ejército. Las legiones de Belcebú aguardarán la batalla en las planicies del centro de Europa. La destrucción y la derrota caerá sobre los malvados. El Santo Grial volverá, con el Rey triunfante, a España.»

Ahora procederé a demostrar que esa afirmación es cierta, cual estudiante dispuesto a demostrar cualquier cosa en un examen de álgebra. Imaginemos que Michel de Nostredame podía ver el futuro, que su mente podía viajar a otro espacio y tiempo y contemplar lo que allí sucede. Bien pudo trasladarse a las butacas de una sala de cine, en la cual se proyectase Alatriste. Lo que vería, ya que seguramente apenas entendería el castellano moderno, sería unos españoles ganando batallas en Flandes, en el centro-oeste de Europa. Por supuesto que España perdió la guerra, pero esto no lo sabía el profeta, que murió unos años antes de que tuviera lugar.
¿Y el Santo Grial? En otra escena, dando título al libro El oro del rey, se ve como un barco cargado de tesoros llega para alimentar las arcas reales.
Desde el punto de vista de este mágico espectador sucede todo aquello que relata en la profecía, suponiendo que dicha profecía exista. Lo digo porque no es la primera vez que alguien inventa una estrofa y la atribuye a Nostradamus, ya pasó con las Torres Gemelas, nadie se molestó en confirmar los supuestos versos sobre dos hermanos que caían hasta que el autor confesó que se lo inventó todo para hacer un experimento social.
He revisado la biografía en la wikipedia, según la cual sólo hay un libro importante de profecías, eso sí con distintas revisiones. En la página de wikisource he podido encontrar la obra en castellano e inglés, pero ni rastro de la estrofa en cuestión. Quizás no busqué bien pero no he seguido buscando. Pero he podido leer algunas profecías y creo que la mayoría o son demasiado ambiguas o no se cumplirán jamás.

En fin, yo quiero creer en estas cosas, pero me lo ponen muy dificil...

1 comentario:

Una dijo...

son profecías de efecto Barnum!